Posición de Ganar Móstoles ante la gestión del festival Amanecer Bailando

en Actualidad
  • Los daños provocados a la convivencia en Móstoles por el festival Amanecer Bailando son consecuencia directa de la gestión que Noelia Posse ha realizado de manera opaca, autoritaria y en contra de las voces de la ciudadanía. 
  • El comportamiento de la Alcaldesa en este asunto supone un obstáculo infranqueable para el presente y futuro del gobierno progresista en Móstoles.

La celebración del festival Amanecer Bailando en el parque Prado Ovejero, impuesta autoritariamente por decreto de Alcaldía, en contra de la opinión de todas las fuerzas políticas y del tejido asociativo de la ciudad, mediante un expediente altamente irregular y con un impacto en múltiples planos que desborda las peores previsiones, ha roto los acuerdos que permitieron la investidura como alcaldesa de Noelia Posse en febrero de 2018. Gabriel Ortega, portavoz de Ganar Móstoles, Segundo Teniente de Alcalde y concejal delegado de Cultura, Bienestar Social y Vivienda, declara que “todo ello ha dinamitado la confianza que ha hecho posible el funcionamiento del gobierno progresista en nuestra ciudad”.

El destrozo de un parque que es patrimonio común de los mostoleños y mostoleñas, daños sustanciales en las zonas aledañas cuya reparación deberán asumir las arcas municipales, la subordinación de una importante cantidad de recursos públicos (policía municipal, limpieza viaria y mantenimiento de parques y jardines) a beneficio de una empresa privada y sobre todo 17 horas ininterrumpidas de música que podía escucharse por encima de los límites legales a kilómetros a la redonda y que ha supuesto una noche de auténtica tortura para las personas residentes en los barrios más afectados como Rosales, Estoril II y Fuente Cisneros en Alcorcón, han puesto de manifiesto lo que Ganar Móstoles ha estado denunciando desde hace meses: el macrofestival Amancer Bailando, organizado de esta manera, ha supuesto un atentado contra la convivencia en Móstoles y Alcorcón. 

Al daño irreparable hecho a los vecinos y vecinas de Móstoles se suma la presunta comisión de diversas irregularidades: ya hay una vía judicial abierta porque la celebración del festival presuntamente podría haber violado marcos legales como la Ley de Espectáculos y La Ley del Ruido. Decimos presuntamente porque el expediente administrativo se ha gestionado con secretismo y la máxima opacidad desde alcaldía, lo que no ha impedido descubrir la existencia de un sinfín de irregularidades. Además, la visita de la policía judicial al Ayuntamiento el pasado viernes 7 de septiembre solicitando documentación del expediente, refuerza nuestras sospechas de que nos encontramos ante un asunto de extrema gravedad.

Gabriel Ortega declara que “Ganar Móstoles exige la dimisión de Noelia Posse de sus responsabilidades como Alcaldesa. Noelia Posse, con su comportamiento despótico e irracional, es ya un obstáculo infranqueable para el presente del gobierno progresista en Móstoles, y un peligro para el futuro del mismo. En apenas seis meses Noelia Posse ha destruido un pacto de colaboración progresista que funcionaba de modo ejemplar con la Alcaldía de David Lucas. Y sobre todo exigimos la dimisión de Noelia Posse, porque es un peligro para la ciudad de Móstoles. Con ella al frente del gobierno no podemos garantizar que no vuelvan a repetirse acontecimientos tan dañinos para el interés público, como ha sido la celebración de este festival en contra de la voluntad del tejido asociativo de la ciudad y del interés de nuestra ciudadanía”.

Gabriel Ortega señala que “éste es un ejercicio difícil de responsabilidad y no una lucha partidista: en respeto a los resultados electorales de 2015, como primera fuerza política del bloque progresista, el PSOE debe gobernar Móstoles. E instamos a que presente otra persona que esté a la altura de la segunda ciudad más importante de la Comunidad de Madrid. El PSOE no puede imponer a Móstoles a una alcaldesa que no solo no encabeza los primeros puestos de la lista que votaron los mostoleños y mostoleñas, sino que ha roto el voto de confianza que le dimos en febrero de 2018 y que además ha demostrado con creces su incapacidad para el cargo”.

Del mismo modo, instamos a las direcciones políticas del PSOE y Podemos en la Comunidad de Madrid a reunirse para analizar y proponer soluciones a una crisis que tiene repercusiones que trascienden lo local, en un momento en el que PSOE y Unidos Podemos están encontrando vías para un entendimiento razonable en beneficio de la mayoría social de este país.

Gabriel Ortega añade que “Ganar Móstoles ha llegado a la política local para hacer un Móstoles más justo, más democrático y situado en un siglo XXI ecologista y feminista, no para reproducir las lacras  de la política municipal caciquil y mafiosa de los años noventa. Somos garantía de buen gobierno frente al saqueo que representa el PP y garantía de sentido común ante la irresponsabilidad de Noelia Posse”.