El medio ambiente no ha sido ajeno a la deriva especulativa y privatizadora que se ha impuesto en los últimos años. Los Ayuntamientos en muchos casos han entregado recursos naturales de bien común a manos privadas cuyo objetivo final, el rendimiento económico, ha pasado por encima del bienestar de las vecinas y vecinos, dentro y fuera de sus hogares.
Llevar a cabo buenas políticas ambientales desde el Ayuntamiento, en la línea de la “Hoja de ruta 2050 para una economía baja en carbono” fijada por la Unión Europea, es imprescindible para mejorar la calidad de vida de las vecinas y vecinos de nuestro municipio así como para reducir los impactos sobre el territorio y proteger las generaciones futuras, particularmente en el contexto que nos encontramos de escasez de recursos materiales y energéticos.

Por todo ello nos proponemos GANAR MÓSTOLES para

Reducir la contaminación atmosférica (descarbonización), promover una utilización equitativa y sostenible de los recursos naturales, reestructura el Plan de Recogida y Gestión de residuos, así como promover la concienciación y participación ciudadana.

1.- Reducir la contaminación atmosférica (descarbonización).

Podemos mejorar la salud de las vecinas y vecinos a través de una mejor gestión ambiental. Para ello desarrollaremos políticas para, entre otros, disminuir la contaminación –muy especialmente la atmosférica–, y favorecer la comercialización de la producción ecológica de proximidad.

• Promover un transporte público eficaz, con precios asequibles, descuentos para desempleados, ancianos, jóvenes, y gratuidad para los menores de 16 años.
• Ampliar el cierre al tráfico de la zona centro a áreas colindantes.
• Aumentar el número de estaciones de medida de contaminación atmosférica.
• Incentivar el uso de la bicicleta como transporte urbano.

2.- Promover una utilización equitativa y sostenible de los recursos.

Partimos de que el acceso a servicios básicos como el agua o la energía deben de asegurarse en tanto que derechos humanos, no especulando con ellos como se viene haciendo para el beneficio del negocio privado. Así mismo consideramos que debe evitarse el despilfarro de dichos recursos y promoverse planes de ahorro y eficiencia energética. Por lo que nos proponemos:

• Garantizar que no se cortará el suministro a ninguna familia en situación de dificultades económicas para pagar el agua o la energía.
• Auditar el consumo de agua, energía, en particular en edificios municipales e infraestructuras de agua y alumbrado, con el fin de controlar y reducir el consumo de dichos recursos.
• Promover un plan de consumo de energías renovables. Priorizar en la contratación de suministro energético a las empresas que comercializan exclusivamente electricidad certificada procedente de fuentes renovables.

3.- Reestructurar el plan de recogida y gestión de residuos

Queremos trabajar por un Móstoles más limpio, en el que la gestión de los servicios estén al servicio de la gente y no de intereses privados. Por lo que nos proponemos:

• Auditar el contrato con la empresa que realiza la recogida y gestión de residuos, con el fin de mejorar la eficiencia y la eficacia de dicho servicio.
• Soterrar los contenedores en zonas céntricas y peatonales.
• Separar los restos orgánicos para compostaje.
• Examinar la gestión del CIRE (Centro Integral de Residuos Especiales) de Móstoles con el fin de mejorar y ampliar el sistema de puntos limpios .

4.- Promover la concienciación y participación ciudadana

Todo lo anterior solo es posible si tomamos conciencia de los límites de nuestro entorno y de la necesidad de cambiar nuestros hábitos de consumo, ocio, etc… Por todo ello nos proponemos lanzar propuestas de mejora de la vida cotidiana en un contexto de carestía energética y material, entre las que se incluyen las siguientes medidas:

• Implementar programas específicos de educación ambiental para todos los sectores de población, con el fin de que se generen espacios de reflexión-acción acerca de como “vivir mejor con menos”.
• Promover políticas que favorezcan la venta directa de productos ecológicos y de proximidad. Favorecer la creación de cooperativas de consumo responsable, Promover un plan de “etiquetado sostenible” que permita identificar los comercios en función de su compromiso medioambiental (Auditoría energética, venta de productos locales, reducción y clasificación de residuos, etc.)
• Promover políticas que contribuyan a minimizar el uso de materiales y a favorecer la reutilización y el reciclaje.
• Crear de huertos urbanos y promover la jardinería sostenible.